miércoles, 19 de junio de 2013

Himno Cruceño

Letra: Leonor Rivera 
     Música: Gastón Güillaus


CORO
La España Grandiosa   
Con hado benigno   
aquí planto el signo   
de la redención.   
    Y surgió a su sombra   
    un pueblo eminente   
    de límpida frente   
    de leal corazón. 
Bajo el cielo más puro de América   
 y en la sierra de Ñuflo de Chavez,   
Libertad van trinando las aves   
de su veste ostentando el primor.   
    De las flores del mundo galano su ambrosía perfumada ofreciendo Libertad, Libertad van diciendo en efluvios de paz y de amor. 
Siempre libres, cruceños, seamos   
cual lo son nuestras aves y flores,   
y sepamos vencer los rigores   
del que intente a la Patria oprimir.   
    Nuestros nombres en tal hora con sangre en la historia dejemos escrito, repitiendo de Warnes el grito:  
    "A vencer o con gloria morir". 

Himno Departamental

El Himno Departamental, no es muy conocido, fue compuesto en 1864 por el entonces prefecto Tristán Roca, creador de la bandera cruceña, y fue creado con el fin de llamar a la resistencia en contra del dictador Mariano Melgarejo. Según Plácido Molina en su Revista Almanaque de 1918, este himno es el primer himno de Santa Cruz.

A las armas, valientes cruceños, 
al combate, entusiastas, volad; 
que es temible el soldado que invoca:
!Libertad, libertad, libertad....!

Una voz clamorosa os llama; 
de entusiasmo el fuego encended:
es la voz de la Patria oprimida 
que a las armas os dice: !Corred!

Como libres marchad al combate, 
que allí crece del héroe el laurel,
como crece la esbelta palmera, 
del oriente en el vasto vergel.

Nuestros lares y campos guardamos, 
que un tirano insulté sin razón; 
por sus fueros, sin tregua, luchemos, 
y expiremos al pie del cañon.

Que morir por la Patria es glorioso, 
y es infame no alzarse a su voz; 
pues, quien sale por ella en defensa, 
es su acero invencible y atróz.

Si marcháis animosos y bravíos, 
del cañón al estruendo marcial, 
nuestros hijos y esposas queridas 
¡tejerán la corona triunfal!

Himno a la Bandera Cruceña

HIMNO A LA BANDERA CRUCEÑA

Letra: Luís Darío Vázquez R. - 
Música: Nicolás Menacho T.

Levantemos la Enseña Sagrada
de la tierra de Ñuflo de Chávez,
con la límpida frente elevada
a la altura gloriosa del sol.

Hoy juramos de pie, desafiantes,
preservarla sin mancha ni afrenta,
y vivir a su sombra, triunfantes,
o morir defendiendo su honor.

Desplegada al cielo
verde, blanco y verde,
brille nuestro suelo
con su resplandor.

Arriba, cruceños,
hagamos historia
el excelso sueño
de un mundo mejor.

Con un himno vibrante en el pecho
encendamos la llama sublime
de la Patria, la Ley y el Derecho,
como normas de vida ante Dios.

Inflamados de fe y de civismo
orgullosos miremos al mundo,
sin rencor, sin maldad ni egoísmo,
con lealtad, altivez y valor.

FLOR DEL PATUJÚ (Caeté)




La Flor del Patujú es considerada como un Símbolo Nacional por su tricolor desde el 1990; pero considerando que esta flor es nativa del oriente boliviano, bien se la ha identificado como un símbolo regional aunque aún se encuentra en proyecto de ordenanza municipal para dicha declaratoria.

Esta flor es muy bien utilizada en representaciones regionales de diferentes tipos como en vestimentas, afiches, murales, y todo tipo de gráficos que quieren expresar nuestra esencia.

Bandera de la Flor de Patuju

Declaran la bandera de la flor de patujú (Caeté ) como símbolo de Santa Cruz



Esta Ley fue propuesta por el asambleísta poblacional Ronald Moreno quien realizó la exposición de motivos al pleno del la Asamblea para su aprobación en grande y en detalle con 19 votos de 28 legisladores presentes. 

Se instaura el 26 de febrero como día de la bandera de la ‘Ley del Patujú’, la que deberá ser izada diariamente en todos los edificios del departamento y en el asta monumental de la plaza principal 24 de Septiembre”, señaló el proyectista

"Es un símbolo que aporta también con la consolidación de nuestras autonomías y representa la integración de todos los habitantes del departamento, de los nacidos y no nacidos aquí en Santa Cruz", acotó. 

La bandera de la Flor de Patujú fue el símbolo que acogieron los indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) en la VIII y IX marcha que realizaron en rechazo a la carretera Villa Tunari - San Ignacio de Moxos, que el Gobierno pretendía construir por medio del Parque.

Dio a conocer el asambleísta, que la Flor de Patujú pasa a representar el modelo de desarrollo cruceño basado en el aprovechamiento de los recursos naturales renovables, la promoción del desarrollo nacional y la protección del medio ambiente.

jueves, 13 de junio de 2013

BANDERA CRUCEÑA


Historia de la Bandera Cruceña

Hace 145 años, un día como hoy, el doctor Tristán Roca Suárez, entonces prefecto de Santa Cruz, creó la bandera cruceña.
Según el historiador Hernando Sanabria Fernández, durante la presidencia del general José María Achá (1863-1865), el prefecto de Santa Cruz, que retornaba de La Paz trayendo la primera imprenta, se encontró con su colega de Chuquisaca en Cochabamba y allí surgió la idea de la creación de los símbolos departamentales.

Fue así que mediante decreto prefectural de fecha 24 de julio de 1864, el doctor Tristán Roca Suárez creó la bandera cruceña, constituida por tres franjas horizontales del mismo ancho; verdes la superior e inferior, y blanca la del centro.

Un año después, el general Mariano Melgarejo se apoderó de la primera magistratura del país a través de un golpe de estado, y Tristán Roca, que se negó a reconocerlo como presidente de Bolivia, y más bien convocó a comicios al pueblo cruceño, fue desterrado a Paraguay por orden del gobierno nacional, acusado, al igual que hoy, de una supuesta conspiración contra el poder central.
El gobierno de Melgarejo envió tropas del ejército a Santa Cruz y dijo en esa época, que se había sofocado un movimiento regional que intentaba derrocarlo y dividir al país.
Tristán Roca también escribió la letra del primer 'himno cruceño de guerra', que fue  publicado el 24 de septiembre de 1920 en el periódico cruceño 'La Ley'.
Hay que tomar en cuenta, que la accidentada vida republicana del pasado, repleta de golpes de Estado, las tendenciosas sindicaciones de separatismo que los políticos centralistas siempre pronunciaron contra nuestro pueblo, cada vez que se demanda algo justo, hizo que la bandera cruceña se mantuviera en el olvido durante mucho tiempo.

Sin embargo, desde el 11 de noviembre de 1980, hace 29 años,  como corolario de una investigación histórica,  el médico Rodolfo Roda Daza, entonces presidente del Comité pro Santa Cruz,  en  esta sede y en solemne acto izó de nuevo la bandera cruceña, marcando así, nuestra institución, un nuevo hito en el fortalecimiento de la identidad de los habitantes de nuestra tierra.
Fue una Resolución del  Directorio de esta institución cívica, suscrita el 24 de junio de 1981 (en la gestión del Dr. José Luís Camacho), que declaró el 24 de julio, día de la bandera cruceña, oficializándose también su himno escrito por el poeta cruceño Luís Darío Vázquez Rivero, con música del destacado profesor Nicolás Menacho Tarabillo.

La Bandera Cruceña, al igual el Himno y el Escudo de Armas de Santa Cruz, son símbolos departamentales reconocidos en el Estatuto Autonómico departamental, aprobado por más del 86% de ciudadanos que viven y trabajan en esta región del país.
Nuestra bandera está constituida por tres franjas horizontales del mismo ancho; verdes la superior e inferior, y blanca la del centro. El verde representa el vigor de su gente y el verdor de los llanos, los valles y las selvas de Santa Cruz,  así como la voluntad de sus habitantes de forjar un futuro mejor, en una sociedad con justicia, libertad y bienestar. El color blanco significa la limpieza y pureza del alma cruceña, su nobleza e hidalguía, su honradez, su patriotismo y su franqueza.
Todo pueblo o nación siempre estuvo empeñado en crear sus propios símbolos que definan sus características peculiares y mantengan unidos a su población y a su territorio.

El reconocimiento permanente a estos referentes departamentales, la bandera cruceña en este caso, inspira una conciencia cívica profunda y de alguna manera define lo que somos, y desarrolla a su vez un sentido de pertenencia y de compromiso con la tierra donde vivimos y trabajamos.
Nuestros símbolos departamentales representan nuestra esencia y tradición que confieren un valor intangible de identificación con Santa Cruz, que nada ni nadie nos lo arrebatarán.
Para amar a Santa Cruz es necesario conocer su historia, y para amarla totalmente, se precisa comprenderla en su integridad.

En este día, reafirmemos nuestra lucha por Libertad, Democracia, Autonomía, Dignidad y Justicia. La defensa de estos valores democráticos será el punto de partida que nos dará valor y entereza para defender la Patria.
Todos sabemos que no basta un decreto o una ley para honrar nuestros símbolos o preservar estos principios. Todo ello es y será obra del tiempo, de nuestro esfuerzo y del mensaje de unidad que irradiemos desde esta región.

Escudo de Armas deSanta Cruz de la Sierra

Fue el Rey de España Don Felipe IV el que expidió en Madrid el 7 de noviembre de 1636 a la Ciudad de Santa Cruz de la Sierra “Muy Noble y muy Leal”, el Escudo de Armas.


Este diseño heráldico de armas, que fue recibido en Santa Cruz por el Gobernador Don Cristóbal de Sandoval y Rojas, caballero de la orden de Santiago y consanguíneo principal del Duque de Lerma, probablemente en febrero de 1638, es el más antiguo de nuestros símbolos patrios. 

Pasaron varias generaciones, antes de que fuera conocido y utilizado de manera oficial el Escudo Cruceño, probablemente por la disputa de soberanía con San Lorenzo. 

Después de la guerra de la independencia, ya conformada la República, el Gobierno Central intentó asignar un nuevo escudo a la ciudad, siendo rechazado por la sociedad cruceña. El responsable de la reivindicación de este primer símbolo cruceño fue Don Gabriel René Moreno, quien se encargó de documentarlo en el año 1899.

El 12 de enero de 1985, el IV Congreso Cívico de la Cruceñidad reunido en Roboré, aprobó la Resolución de adoptar el Escudo Cruceño como símbolo Departamental. El promotor de esta noble iniciativa fue el dirigente cívico provincial Luis Mayser Ardaya. En virtud a ello, el Prefecto del Departamento y Jefe del Gobierno Departamental, Lic. Freddy Landívar Araúz, dictó el Decreto Prefectural No. 11/85 mediante el cual se aprueba “Adoptar el Escudo de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra como símbolo y emblema de todo el Departamento que lleva el mismo nombre de ésta”. (Comité Pro Santa Cruz)

SIGNIFICADO DE LOS ELEMENTOS QUE CONSTITUYEN EL ESCUDO CRUCEÑO




La descripción de este símbolo es la siguiente:

El escudo es acuartelado y remata en su parte superior con una corona ducal y simboliza la herencia nobiliaria española y otorga a la ciudad un elevado rango.

Esta divido en cuatro cuarteles con una cruz potenzada por insignia principal símbolo de la religión cristiana . 

En la parte superior izquierda aparecen tres palmeras de totaí y en el cuartel inferior izquierdo un toborochi con el tallo perforado en forma de habitáculo o gruta que pueden considerarse como símbolo de la hospitalidad del cruceño, pues los indígenas solían refugiarse en los troncos huecos del toborochi (versión del Dr. Plácido Molina Mostajo, incluida en su libro "Páginas Históricas"). 

Hacia la parte superior derecha, dos cruces entrelazadas que significan los traslados que ha tenido la ciudad y la fusión de la vieja Santa Cruz de la Sierra, fundada por el Cap. Ñuflo de Chavez, y San Lorenzo el Real, pueblo donde se asentó definitivamente nuestra ciudad capital; cuyo nombre lleva el símbolo de la fe cristiana.

Debajo un león rampante que simboliza la fuerza, orgullo y valentía cruceña.
 
En el cuartel inferior y al pie de la cruz potenzada una torre almenada, emblema de la hispanidad. Representan la riqueza vegetal de este suelo y el símbolo de la hospitalidad.


Nuestro departamento no tenía un escudo, ya que el otorgado por el Rey Felipe lV de España fue para la cuidad de San Lorenzo Real de la Frontera y que cambió su nombre por el de Santa Cruz de la Sierra muchos años ante de fundarse la Republica de Bolivia.